La Fundación Valenciaport y la Autoridad Portuaria de Valencia acogieron la presentación el pasado 12 de noviembre del “Kick-Off Meeting” oficial del proyecto B2MoS (“Business to Motorways of the Sea”), que tuvo lugar en Valencia. En él, se analizaron los objetivos del proyecto y las actividades que se llevarán a cabo desde julio 2013 hasta diciembre 2015.

Profesionales de importantes empresas de los seis países participantes (España, Italia, Eslovenia, Grecia, Alemania, y el Reino Unido) aclararon los objetivos del proyecto y fomentaron un debate abierto entre los asistentes a la conferencia.

El proyecto B2MoS tiene como objetivo impulsar la capacidad del transporte marítimo de corta distancia para competir en los corredores de puerta a puerta y facilitar el desarrollo de las autopistas del mar dentro de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) que conecta Europa.

El proyecto está cofinanciado por el programa de la RTE-T y contribuye a la creación de un espacio marítimo europeo sin barreras, facilitando el cumplimiento de la normativa y la promoción de soluciones sostenibles de transporte intermodal que refuerzan la estrategia europea de las Autopistas del Mar. También pretende sacar el máximo provecho de las instalaciones portuarias existentes y de la capacidad del transporte marítimo de corta distancia.

La Acción B2MoS es un estudio compuesto por acciones piloto destinadas a la preparación y adaptación de las comunidades empresariales y sistemas de autoridades portuarias a las exigencias de la Directiva 2010/65/UE, proporcionando documentos electrónicos interoperables y mensajes (i.e «Electronic Sea Waybill») con la intención de aumentar la eficiencia de la cadena de suministro puerta a puerta, facilitar el comercio intracomunitario y aumentar la cohesión territorial europea.

Este proyecto es la continuación de la Acción MOS4MOS aprobada en la Convocatoria de la TEN-T del año 2010, que fue seleccionada posteriormente como uno de los proyectos  implementados con éxito en el año 2012. La nueva Acción B2MOS amplía el trabajo iniciado durante MOS4MOS y va más allá del Mediterráneo, explorando las interacciones con puertos de terceros países vecinos para un fácil acceso a las Autopistas del Mar.