fabrica psa vigo citroen

Fábrica de PSA Peugeot-Citroën en Vigo.

El futuro de la planta de Vigo de PSA Peugeot Citroën, una factoría que tiene asegurada una inversión de 600 millones de euros hasta 2020 por parte del consorcio automovilístico, podría peligrar si la administración gallega sigue sin dar cobertura a las obras pendientes en el polígono industrial de Balaídos y a su ampliación.

Los trabajadores de la planta temen que el bloqueo urbanístico que experimenta la Comunidad Autónoma, por la anulación del Plan Xeral de Ordenación Urbana (PXOM) por parte del Tribunal Supremo el pasado mes de diciembre, ponga en peligro el futuro de la planta, a la que se adjudicó a finales de 2014 el proyecto K9 para fabricar el nuevo comercial de la marca, según recoge Faro de Vigo.

Así, apenas unas horas después de que el director de la planta advirtiese que puede haber «un problema grave» si no se posibilita la ampliación en este 2016, los sindicatos han reclamado a los grupos políticos del Parlamento gallego «responsabilidad» para encontrar una solución.

De este modo, mientras las obras para completar el proceso de transformación de la planta siguen bloqueadas, en el seno del Parlamento gallego se discuten las posibles soluciones, recibiendo la última propuesta de la Xunta, que contempla modificar la Ley de Suelo, tanto apoyos como críticas.

Por este motivo, los trabajadores solicitan «unanimidad» a los grupos políticos para incorporar una modificación que permita sacar adelante los proyectos del fabricante francés.