La próxima generación de vehículos comerciales ligeros o furgonetas del Grupo PSA, que incluye por primera vez una tercera silueta para la marca alemana Opel, sigue quemando etapas.

Ahora se prepara para una fuerte subida de cadencia que continuará de forma gradual hasta el verano, cuando comience la producción en serie de los próximos súperventas fabricados en la planta viguesa, alcanzando los 55 coches por hora, según informa El Faro de Vigo.

En marzo, mes en el que está prevista la presentación oficial de alguno de los modelos en el marco del Salón del Automóvil de Ginebra, Vigo ya fabricará un centenar de K9 a la semana.

El proyecto ha ido superando etapas con éxito desde que llegaron los primeros prototipos a la zona de la fábrica donde hace más de un año se realizaron las primeras pruebas, hasta la actualidad, en el taller de montaje, donde se ensamblan semanalmente algo más de una decena de vehículos.

Pero en marzo habrá un salto cuantitativo, ya que la producción de los nuevos comerciales aumentará hasta alcanzar el centenar de unidades por semana, lo que obligará a optimizar los flujos logísticos con los fabricantes de componentes y a agilizar el montaje.

El lanzamiento de la K9 es uno de los proyectos más importantes de la historia de la planta porque ha permitido transformar el centro vigués y abrir la puerta a llegada de un segundo lanzamiento industrial, lo que ha supuesto mantener las dos líneas de montaje y escapar del monoflujo.