La senadora socialista por Pontevedra, Ángeles Marra, ha criticado la reforma de la Ley del IRPF que ha sido aprobada esta mañana en el Senado.

Ha asegurado que uno de los principales problemas del sistema tributario español es su reducida capacidad recaudatoria, además de su falta de eficacia y de neutralidad. Es por ello que ha criticado la ‘irresponsabilidad’ del gobierno al aprobar una reforma del IRPF en el actual escenario económico.

En su opinión, esta medida no cumple con los principios de capacidad económica, igualdad y progresividad tributaria que deberían aplicarse a un impuesto directo como es el IRPF que, a su juicio, beneficia principalmente a las rentas más altas sin apenas afectar la rebaja fiscal a las rentas más bajas y a la clase media.

La senadora gallega también ha señalado que la nueva norma limita el sistema de tributación por módulos y reduce el umbral de exclusión, sin tener en cuenta las peculiaridades propias de cada sector, lo que perjudica al empleo y a la viabilidad de muchas pequeñas empresas.

En este sentido, se ha referido a la enmienda socialista 208, rechazada por el PP, que corregía la expulsión del sistema de módulos a la mayoría de profesionales autónomos del transporte pesado. La aceptación de dicha enmienda, según Marra, sería beneficiosa para unas 26.000 empresas del transporte pesado, del total de 38.000 que existen actualmente.

La enmienda rechazada propone que estas empresas sigan encuadradas dentro del sistema de tributación por módulos, que supone diversas ventajas, sobre todo, para las más pequeñas. Entre ellas se incluye la eliminación de resquicios para el fraude fiscal a través de la imposición de un límite de 150.000 euros que propone el Partido Socialista.