El partido socialista ha registrado este lunes en el Congreso una petición de comparecencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, ante la comisión parlamentaria de Fomento del Congreso para que explique los pasos que ya se han dado para la privatización de Aena. Igualmente ha exigido además que no se supere el 49% del capital social de la empresa para que siga estando bajo control público.

Tras conocerse el dictamen del Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP), que analiza la privatización de hasta el 60% de Aena, los socialistas han criticado el «procedimiento absolutamente irregular» que está llevando a cabo el Ejecutivo.

Para el portavoz socialista en la comisión de Fomento en el Congreso, Rafael Simancas, “el ejecutivo a ocultado los planes que tiene respecto de una institución de importancia estratégica capital para el país”, por lo que que reclama que Pastor explique el proceso que se puso en marcha a principios de año..

«No puede ser que una decisión de estas características, que ya está en ejecución desde hace casi un año, no se haya explicado a los representantes de la ciudadanía”. De hecho, los socialistas sostienen que desde el ejecutivo se ha negado formalmente y “ahora el informe del CCP pone en evidencia el engaño«, critica el diputado.

A este respecto, el propio presidente de la entidad, José Manuel Vargas Gómez, negó hace escasas semanas, en su comparecencia parlamentaria para dar cuenta de los Presupuestos de 2014, que se hubiera puesto en marcha la privatización.

Además, el portavoz socialista también ha registrado una batería de preguntas y requerimientos de documentación con el objetivo de «saber exactamente qué se ha hecho» hasta la fecha.

Aena debe seguir estando bajo control público

Finalmente, el partido socialista también ha presentado en la Cámara Baja una proposición no de ley exigiendo que se limite al 49% el capital social de Aena en el que puede entrar capital privado, con el fin de «mantener la titularidad y el control del Estado sobre la red de aeropuertos«.

Los socialistas temen los «graves perjuicios» que este proceso puede tener para el país, ya que la red de aeropuertos es un «factor estratégico para la economía y su capacidad logística«.

Además, advierten de que Aena juega un papel fundamental en el cumplimiento de los derechos de transporte, movilidad y conectividad de los ciudadanos, «algunos de los cuales viven en islas«, y también temen que la privatización pueda llevar al cierre de algunas infraestructuras que «no son rentables y que sobreviven por la solidaridad del resto«.

«Ahora no sabemos qué va a pasar con ellos, porque una empresa privada puede decidir cerrar los aeropuertos no rentables. Además, hay antecedentes de privatizaciones de grandes empresas públicas por parte del PP que merecieron el reproche del Tribunal de Cuentas«, ha añadido el diputado madrileño, en referencia a casos como el de Repsol o Iberia.

Simancas marca distancias entre este proceso y la privatización que inició el anterior gobierno socialista, recordando que entonces se limitó al 49% y nunca se puso en duda la titularidad y control públicos de la red.

«Las intenciones de privatizar una entidad de importancia estratégica para el país como Aena Aeropuertos, prosigue el portavoz de Fomento en el Congreso, exige de una explicación clara y minuciosa del Gobierno, así como un debate profundo y transparente al respecto en las propias Cortes Generales”.