Tras la renuncia de la naviera surcoreana Hanjing Shipping a ampliar la terminal TTI Algeciras el pasado mes de marzo, la Autoridad Portuaria se ha puesto manos a la obra en busca de nuevas fórmulas y operadores del negocio del contenedor para dar actividad a la fase B de ampliación del puerto.  

Una delegación del puerto visitó recientemente en misión comercial a diferentes países asiáticos, e incluso, se reunieron con el presidente de Hanjin Shipping, tal y como ha asegurado el presidente del ente portuario, Manuel Morón al periódico regional Diario de Cádiz.  

El máximo representante portuario ha adelantado que la impresión es positiva.Hemos quedado con la dirección de Hanjin en concretarles por escrito una propuesta y esperemos que Isla Verde, en general, pueda incrementar su actividad” ha indicado el presidente señalando que no se descarta que puedan acudir otros posibles operadores, ya sea en colaboración con Hanjin o no. 

Morón ha asegurado que ningún operador se había fijado en aquella explanada con anterioridad porque estaba dedicada, aunque habló del interés por ampliarse de concesionarias dedicadas al negocio de graneles líquidos también instaladas en la zona.

La naviera dispone de la concesión de la fase A de los rellenos que amplían el puerto, donde TTI Algeciras, ha cumplido tres años en funcionamiento. Cabe destacar que el año pasado celebró la manipulación del contenedor un millón finalizando el año con un total de 1.160.000 TEUs manipulados.

Ante la renuncia de la compañía, el puerto ha buscado alianzas comerciales que garanticen los volúmenes de contenedores necesarios para la nueva fase de la terminal y la financiación de las nuevas inversiones. Sin embargo, estos acuerdos no salieron adelante, según la dirección por la crisis, el alto coste operativo y la falta de inversión ferroviaria en la conexión Algeciras-Bobadilla.