El puerto de Algeciras ha comenzado la segunda fase de las obras de la remodelación del antiguo edificio del Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) y la construcción del nuevo módulo para inspección de animales vivos, un proyecto en el que la institución portuaria está invirtiendo más de 3 millones de euros, cofinanciados con Fondos Feder.

En las últimas semanas se ha procedido a la demolición del viejo módulo de inspección de animales vivos, y al montaje de instalaciones provisionales para estos, que serán utilizadas mientras duren las obras.

En el proyecto, adjudicado a la UTE Ehisa- Elecnor, se plantearon dos fases de ejecución para que las obras no entorpeciesen el funcionamiento normal de las instalaciones, que acogen exclusivamente inspecciones de mercancías de origen vegetal.

Las dependencias administrativas y los ocho muelles de carga que se vieron afectados en la primera fase ya están operativos.

En esta segunda fase, son otros siete los muelles que el puerto está adaptando a las nuevas necesidades funcionales, así como a la nueva normativa y directrices de la UE.

Ampliación del PIF

Esta iniciativa del puerto de Algeciras complementa la ampliación del PIF llevada a cabo en 2010, en la que se duplicaron los muelles de descarga, hasta llegar a los 30 actuales, y se triplicó la superficie disponible hasta ese momento gracias a una inversión de otros 7 millones de euros.

En paralelo, también se han reformado los accesos viarios a la zona de inspecciones, con una inversión en este caso de 700.000 euros.