puerto alicante cruceros

El Consejo de Administración de la autoridad portuaria de Alicante, presidido por Joaquín Ripoll, ha acordado adjudicar el concurso para la explotación de la estación marítima de cruceros a la empresa Costablanca Portuaria S.L. que ha sido, además, la única ofertante.

Según reconoció Ripoll, la empresa cumplía todas las premisas y requisitos que se establecían en el pliego de condiciones y, por tanto, el consejo ha acordado resolver el concurso. La empresa debe presentar ahora la documentación requerida para proceder a su formalización.

En este sentido, Ripoll aventuró: “Tendremos una concesión privada que gestionará los cruceros con el objetivo fundamental de convertir Alicante en puerto base, así consta en el pliego. Eso lo ha asumido la concesionaria futura y vamos a intentar que en el plazo de dos años podamos comenzar a tener cruceros que salgan desde Alicante”.

La concesión se ha otorgado a Costablanca Portuaria por un periodo de 15 años. Esta medida conllevará la realización de una serie de inversiones por parte de la concesionaria para adaptar o mejorar los servicios de dicha terminal con el objetivo clave de ser base para cruceros.

La empresa adjudicataria tiene carta de colaboración de Martín e hijos, para la logística y el abastecimiento de los buques;  de FCC Construcción; del Grupo Avore Soluciones para desarrollar el marketing, la comunicación y la publicidad; de Eureka Energía para la gestión y eficiencia energética; y del laboratorio IMASA para realizar los estudios técnicos, control de calidad y asistencia técnica a obras.

Otro de los puntos tratados en el consejo ha sido la concesión de una parcela en la zona de actividades logísticas para la instalación de un centro de intercambio comercial y fomento del tráfico con Argelia. Se trata de dar apoyo logístico y comercial a la actividad generada en torno a la estación marítima del ferry con Orán, dada la importancia de los tráficos con Argelia y el peso que tienen en el conjunto de los tráficos del puerto alicantino.

En cuanto a la evolución del tráfico total durante los primeros nueve meses en el puerto de Alicante se ha producido un aumento de cerca del 4,3%, recuperando el 50% de los contenedores que se perdieron cuando la compañía Maersk se marchó.

También se ha producido un aumento en los tráficos de graneles y se mantiene a muy buen nivel el tráfico con el ferry de Argelia, dónde cabe destacar el cambio por un ferry mejor por parte de la Compañía Nacional Argelina”.