El impacto de la crisis sanitaria sobre la actividad de los principales puertos del país ha conducido a que los gestores de los recintos busquen medidas que les permitan mantener un cierto nivel operativo y apoyar a sus comunidades portuarias a través de diversas medidas, entre las que se encuentran reducciones de tasas.

En esta línea, el último consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Alicante ha dado el visto bueno a la reducción de tasas de ocupación y actividad a los concesionarios que lo han solicitado, dentro de lo establecido en el Real Decreto de medidas de reactivación económica para hacer frente al impacto del Covid-19, en el ámbito del transporte.

El recinto portuario alicantino afirma haber realizado un importante esfuerzo aplicando estas medidas, con las que apoya a las empresas y, por tanto, la economía alicantina.

Según sus propios cálculos, la reducción de esas tasas supone para las empresas que conforman la comunidad portuaria alicantina un ahorro total de 1,4 millones de euros.

Además de la reducción de tasas, la Autoridad Portuaria de Alicante también ha concedido aplazamientos y fraccionamientos de pago, sin exigir garantías y sin devengo de intereses de demora, por valor de 2,3 millones de euros.