Actividad con graneles sólidos en el puerto de Alicante

Las medidas que plantea el puerto de Alicante no afectarán a la actividad portuaria.

Como parte de la serie de actuaciones para la mejora medioambiental que la Autoridad Portuaria de Alicante viene desarrollando desde 2009 y que han culminado con la instalación de medidas correctoras para la mejora medioambiental de la prolongación del muelle 13, ahora el puerto alicantino se plantea desarrollar un sistema de cubrición mediante lonas de los graneles sólidos.

Este nuevo proyecto se destinará a los muelles 11, 13 y 17 del enclave levantino y pretende limitar los inconvenientes que puedan producirse en las zonas residenciales próximas al recinto portuario relacionados con la emisión de partículas en forma de polvo por las condiciones meteorológicas que se den en la zona.

Así las cosas, y para evitar que se generen olores, suciedad u otro tipo de molestias, la Autoridad Portuaria ha barajado diferentes alternativas para colocar a diario lonas de cubrición de las parvas de gráneles sólidos y se ha decantado por instalar en el recinto portuario alicantino un sistema de tiro propulsado desde el lateral de las pantallas cortaviento, por encima de cada parva hacia el lado muelle con dos operarios a cada lado por tramo.

Esta opción, a juicio de los responsables portuarios, no requiere de un mayor espacio para la maniobra que pueda repercutir en la reducción de la zona de acopio del granel, ni tampoco emplea recursos propios del muelle, por lo que no afecta a la actividad económica del puerto, ni incrementa los costes de dilatación de tiempos en la transferencia intermodal, al tiempo que mantien las condiciones de seguridad óptimas para los los trabajadores portuarios.

La Autoridad Portuaria de Alicante invertirá en este proyecto, cuya ejecución tardará dos meses, 206.305 euros como máximo.