Juan Ferrer, presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante

Juan Ferrer, presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante

El presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante y presidente del patronato de la Fundación Puerto Alicante, Juan Ferrer, ha anunciado la extinción de esta misma fundación, después de que la junta rectora haya tomado la decisión y esta haya sido ratificada por los integrantes del Patronato.

Ferrer ha justificado la liquidación de la fundación, dentro de los planes de reestructuración y racionalización del sistema público y fundacional, argumentando que “tenemos una indicación expresa de Puertos del Estado de extinguir la fundación y que tenga una dependencia económica significativa del puerto. Por tanto, la fundación no tiene viabilidad económica y se ha planteado su extinción.”

A continuación, el presidente del puerto de Alicante ha afirmado la necesidad de los puertos de aglutinar a todos los operadores «para ofrecer propuestas, precios y tiempos competitivos al tiempo que realizar una defensa del puerto comercial”.

En este sentido, ha destacado la importancia de mantener una estructura asociativa para la comunidad portuaria, que esté apoyada por las instituciones locales y que a su vez, apoye la labor comercial del puerto de Alicante. «Su objeto sería mantener informada y cohesionada a la comunidad portuaria de la marcha del puerto, proponer acciones, colaborar en los estudios de mercado; promocionar el puerto y  velar por su permanencia”.

Por último, Ferrer ha señalado que se deberá continuar con la formación de grupos industriales, de cargadores y logísticos «interesados en que el puerto de Alicante mantenga conexiones con zonas o puertos hub de su interés. La permanencia de Alicante como puerto de interés general dependerá cada vez más del vigor de estas agrupaciones”.

Fundación Puerto Alicante

La Fundación Puerto Alicante de la Comunidad Valenciana se creó en 1998 como instrumento de apoyo a la coordinación y para la solución de demandas de la comunidad portuaria, después de haber operado con la fundación IPEC de Valencia.

Se trató de una fundación que actuaba como mecanismo necesario para dar respuesta a las nuevas demandas que se experimentaban con el incremento de los tráficos portuarios y las nuevas formas logísticas.

En 2009, es necesario una organización que aglutine a la comunidad portuaria. Es una exigencia del transporte puerta a puerta y de la modernización, fortalecimiento de las empresas, control de mercancías y levante sin papeles. El objetivo de la fundación pasa a ser el fortalecimiento de las empresas de la comunidad portuaria e inducir a una oferta común de todos los operadores como imprescindible apoyo comercial.

A partir del 2012 se aprueban disposiciones y nuevas leyes de racionalización del sector público que afectan a las fundaciones y se inicia un proceso de minimización de las mismas.