El incremento de casos de covid-19 que se viene registrando en diferentes zonas del país tras las navidades está provocando que diversas administraciones públicas e instituciones estén tomando drásticas medidas para intentar contener los contagios en sus respectivos ámbitos de actuación.

En este marco, la Autoridad Portuaria de Almería, a la vista de la evolución de la pandemia en la provincia andaluza, ha establecido una resolución por la que se reduce la presencia de los empleados del organismo público en el centro de trabajo.

Así pues, en virtud de esta nueva normativa adoptada por necesidades sanitarias, desde el día 19 de enero, parte de los trabajadores y trabajadoras realizan su labor a distancia, especialmente aquellos empleados que prestan servicio en espacios comunes de la sede de la Autoridad Portuaria, pero que pueden desempeñar su trabajo de forma no presencial.

Los responsables del enclave portuario almeriense han puesto en marcha estas medidas de carácter extraordinario para prevenir el contagio del virus entre su plantilla, reduciendo la presencia de trabajadores que comparten zonas comunes de trabajo, y garantizando la continuidad de los servicios que presta, en caso de que se registrara algún contagio.

Más adelante, la medida se revisará en función de la evolución de la situación sanitaria de Almería, pero, mientras tanto, el puerto mantiene la atención presencial en sus dependencias, en el horario habitual de nueve de la mañana a dos de la tarde con cita previa, al tiempo que el servicio de registro se sigue realizando de forma telemática a través de su sede electrónica.