El Grupo López Guillén ha instalado una báscula de última tecnología de las denominadas de pesaje desatendido en el puerto de Almería.

El equipo de pesaje totalmente automatizada se ha instalado en el muelle de Pechina, junto a la zona de descarga de camiones de graneles, con la idea de contribuir a reducir al mínimo el recorrido de vehículos pesados dentro del recinto portuario, al tiempo que se gana agilidad y eficiencia en las operaciones de comprobación del peso de los semirremolques.

La báscula ha sido instalada por Masiste, empresa especializada en sistemas de pesaje industrial, mientras que los elementos de control y software han sido desarrollados por Giropes.

La nueva báscula, operativa desde mediados de julio, permite a los conductores realizar sin asistencia el pesaje de la mercancía de los camiones sin bajar del camión, así como obtener el ticket de la operación tanto en papel, como en formato digital.

En este sentido, la instalación dispone, entre otros elementos,  de lector de tarjetas RIF, lector de matrícula de los vehículos, e impresora de ticket. De igual modo, un sistema semafórico indica al conductor cuándo ha finalizado la operación de pesaje.