En su último consejo de administración celebrado esta misma semana, la Autoridad Portuaria de Avilés ha dado el visto bueno a la apertura de procedimiento de licitación para los trabajos de dragado de la ría, hasta finales de 2022.

Pese a la polémica medioambiental que rodea a estas labores, el trabajo es imprescindible desde un punto de vista operativo para que el recinto portuario asturiano siga manteniendo su actividad, máxime cuando la última operación de este tipo se realizó en 2015.

En todo caso, la Autoridad Portuaria de Avilés ha mostrado su disposición a encontrar un acuerdo para que el dragado se realice con todas las garantías de respeto al entorno y con las mayores condiciones de seguridad, aunque sin que cualquier incremento de costes pueda suponer cantidades que el recinto portuario asturiano no está en condiciones de asumir.

Los trabajos, con un presupuesto base de licitación de 2,2 millones de euros, deberán contar con el visto bueno del Ministerio de Transición Ecológica.

Durante el pasado 2019, el puerto de Avilés movió un total de 5,15 millones de toneladas, un 2,41% más que en 2018. De dicho volumen, 717.953 toneladas corresponden a graneles líquidos, que han experimentado un crecimiento anual de un 15,78%, y 2,8 millones de toneladas a graneles sólidos que, por contra, en retrocedido un 11,86% el pasado ejercicio. De igual modo, el enclave avilesino movió en 2019, 1,57 millones de toneladas de mercancía general, un 33,98% más que un año antes.