descarga de vehiculos de Gefco en la terminal ferroviaria del muelle Costa del puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona quiere analizar las necesidades de la logística del vehículo eléctrico.

La movilidad eléctrica es una tendencia imparable con implicaciones para diversos sectores logísticos. Con el fin de analizar el impacto de la fabricación y distribución de vehículos sobre los flujos logísticos del puerto de Barcelona, la Autoridad Portuaria ha encargado la realización de un estudio sobre la logística del coche eléctrico en el puerto de Barcelona.

El estudio, que deberá estar concluido en un plazo de cinco meses, abordará una previsión de tráficos de estos vehículos para la dársena barcelonesa a entre diez y 15 años vista, con especial atención a perspectivas sobre futuras plantas de producción y centros de consumo, así como flujos de transporte de vehículos eléctricos tanto a nivel global como, de manera especial, en el Mediterráneo.

Por otra parte, también serán objeto de análisis las necesidades logísticas de los nuevos tráficos que se generen, con especial atención a la preparación y nuevas funciones que podrían darse en las terminales portuarias, así como a las conexiones intermodales y la mejor distribución de puntos de recarga para atender satisfactoriamente las necesidades de energía eléctrica que se generen.

De igual modo, el estudio también prestará especial atención al transporte de baterías eléctricas en su aspecto de mercancía peligrosa, entre otros aspectos.