Silo de Setram en el puerto de Barcelona

Silo de Setram en el puerto de Barcelona.

El puerto de Barcelona y el Clúster de la Industria de Automoción de Cataluña (CIAC) han establecido un acuerdo de colaboración con el objetivo de intercambiar sinergias entre ambas entidades en favor de la industria automovilística catalana.

En un acto celebrado este martes 1 de julio en el puerto de Barcelona, las dos partes han acordado crear un grupo de trabajo para profundizar en las futuras necesidades logísticas y de distribución de las empresas de automoción

Actualmente, en Cataluña hay 11.000 empresas dedicadas a este sector que genera 14.000 millones de euros, lo que supone el 7% del PIB aproximadamente, y se fabrican el 26% del total de vehículos fabricados en el país, dando empleo a 100.000 personas.

Desde el CIAC se ha insistido en la necesidad de fortalecer y potenciar las infraestructuras de tráfico catalanas dentro de un contexto global para que el sector logístico se convierta en un dinamizador estratégico en la competitividad de la automoción de Cataluña.

El puerto apuesta por la automoción

El puerto de Barcelona, integrado en el CIAC, ha ampliado los puntos de atraque para los portavehículos y la superficie de explanada para manipular automóviles. Además, colabora con las compañías de automoción instaladas en la comunidad autónoma, sirviendo como hub de distribución por el Mediterráneo y el sur de Europa.

Actualmente dispone de dos terminales, Autoterminal y Setram, especializadas en el tráfico de vehículos nuevos.

El pasado 2013, fueron transportados 706.000 vehículos desde el puerto de Barcelona, de los cuales 438.000 estaban destinados a los mercados exteriores.

Entre los meses de enero y mayo de este 2014, la infraestructura catalana ha canalizado 315.541 unidades, lo que supone un crecimiento del 5%. Este incremento ha estado motivado por el comercio exterior, ya que los vehículos de exportación aumentaron un 14%, mientras que las unidades de importación lo hicieron a un ritmo del 10%.  

El puerto de Barcelona es el primer puerto del Mediterráneo en tráfico de vehículos. Además, el volumen de piezas y repuestos que genera la industria de la automoción del hinterland del puerto representa un porcentaje importante de la actividad de las terminales de contenedores.