plan-para-potenciar-la-movilidad-electrica-del-puerto-de-barcelona

El director del puerto, José Alberto Carbonell, junto al presidente del puerto, Sixte Cambra, en la presentación del proyecto.

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha invertido 926.000 euros para potenciar la movilidad eléctrica en el ámbito portuario. La actuación incluye la incorporación de vehículos con este tipo de motores en la flota del puerto y la instalación de la correspondiente infraestructura de carga.

Este conjunto de medidas forma parte del Plan de Mejora de la Calidad del Aire, que pretende reducir de manera efectiva las emisiones de la actividad portuaria. La inversión realizada se ha dividido en 692.000 euros para la incorporación de 31 vehículos al parque móvil, en sustitución de las antiguas unidades con motores diésel y gasolina.

Así, el puerto ha comprado 17 turismos Nissan Leaf y ocho furgonetas Nissan e-NV200, y ha adquirido en la modalidad de ‘renting‘ seis motos scooter BMW C Evolution que utilizará la Policía Portuaria. Además, ha incorporado tres unidades híbridas enchufables del modelo Volkswagen Passat, también en ‘renting‘.

Nuevos puntos de recarga

Por otro lado, ha destinado 234.000 euros al diseño y construcción de la infraestructura de carga. Para el suministro de su flota propia, se han instalado 28 puntos de carga lenta en el aparcamiento del World Trade Center, a lo que se suman otros 14 puntos, seis para furgonetas y ocho para motocicletas, en el edificio de servicios Asta.

La Policía Portuaria contará también con otros dos para motos en la Estación Marítima de Astilleros. Asimismo, se han instalado tres puntos de recarga para uso público, uno de carga rápida delante de esta misma estación y otros dos de carga lenta en el Muelle de la Energía. Durante el primer semestre de 2018, se incorporarán cuatro más para los empleados del puerto.

El plan de impulso de la movilidad eléctrica contempla la introducción de nuevos vehículos eléctricos o híbridos durante los próximos años, que junto a los que ya están disponibles, sumarán unas 70 unidades en 2024, en función de las necesidades futuras y de la evolución de la tecnología.