La Autoridad Portuaria de Barcelona ha puesto a disposición de los operadores portuarios dos nuevos espacios de almacenamiento destinados a los contenedores de importación llenos de larga estancia. Se trata de dos zonas de tres y dos hectáreas respectivamente, que están situadas dentro del recinto portuario, concretamente en el Tramo VI de la Ronda del Puerto y el Muelle Príncipe de España.

Con esta medida, el puerto pretende dar respuesta a la necesidad de sus clientes de encontrar espacios que puedan acoger contenedores de importación que tengan que almacenarse por un periodo más largo de lo habitual, antes de enviarse a su destino final.

El organismo portuario ya había aprobado el día 3 de abril una tarifa plana extraordinaria para el almacenamiento de contenedores de importación dirigida a reducir los costes extraordinarios que están sufriendo los importadores por el estado de alarma.

Ahora, con esta nueva medida, el puerto catalán va a dar solución a una problemática de los clientes, que requieren espacios adicionales para el almacenamiento de estos contenedores.