Desde el pasado mes de julio, el puerto de Barcelona tiene en marcha la prueba piloto ‘5G Maritime’, un proyecto que tiene como objetivo validar la localización de los barcos en tiempo real y con gran precisión, a partir de imágenes que complementen la información de los actuales sistemas de geolocalización del puerto.

El piloto se basa en una solución tecnológica que combina la inteligencia artificial y el cloud computing con tecnología de procesamientos masivos de datos y comunicaciones 5G.

La iniciativa surge con el objetivo de ayudar al enclave a optimizar la gestión del tráfico marítimo, mejorando la seguridad y la sostenibilidad gracias a una completa información de los barcos, de su situación y de las actuaciones de los diferentes servicios portuarios.

La solución tecnológica permite obtener el geoposicionamiento de proa y popa e indicador de movimiento del barco con una elevada precisión, facilitando la asistencia remota a la navegación.

De esta manera, el práctico de puerto será capaz de estimar de forma precisa información de valor para las operaciones de entrada y atraque de embarcaciones en el puerto, como por ejemplo la ubicación, el rumbo o incluso la velocidad del propio barco, todo ello a partir del análisis de video proveniente de cámaras 5G instaladas alrededor del recinto portuario.

En el recinto portuario barcelonés atracan cada año alrededor de 9.000 barcos de muy diversas características, por lo que contar con información muy precisa y en tiempo real sobre sus movimientos y geolocalización es fundamental para la operativa en sus aguas.