Muelle de la Energía en el Puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona ganará 330.000 m² a las aguas adyacentes del Muelle de la Energía.

El puerto de Barcelona proyecta la creación de nuevos recintos portuarios para incrementar la superficie terrestre, ganando terreno al mar, con una nueva superficie emergida de 687.460 m³ aproximadamente. 

Todos los recintos a generar se ubican en las aguas interiores del puerto de Barcelona, de los cuales 202.305 m² se ubican en el Dique Sur y 150.263 m² en el Muelle del Prat, mientras que 333.829 m² se ganarán al mar en las aguas del Muelle de la Energía.

Así lo recoge una resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente publicada en el Boletín Oficial del Estado, por la que se formula el informe de impacto ambiental del proyecto ‘Creación de nuevos recintos en el puerto de Barcelona‘.

Cabe destacar que las actuaciones proyectadas están incluidas en el Plan Director vigente del puerto, como futuras actuaciones a realizar a partir del horizonte 2011, manteniendo una tipología de obra idéntica a la desarrollada en el transcurso de las actuaciones definidas para el periodo 1997-2011.

Puntualizaciones de las organizaciones consultadas

La mayor parte de las organizaciones consultadas por el Ministerio de Medio Ambiente para redactar el informe coinciden en que el proyecto, en principio, no tendría efectos ambientales destacables sobre flora o fauna presentes, ni sobre la actividad pesquera de la zona.

No obstante, el Ayuntamiento del Prat de Llobregat considera necesario el perforar un nuevo piezómetro en cada uno de los tres recintos nuevos para el control de la calidad de las aguas subterráneas, mientras que la Dirección General de Pesca y Asuntos Marítimos considera necesario señalizar la zona afectada e informar a los pescadores del inicio y finalización de las obras.

Además, la Agencia Catalana del Agua indica que se deberá redactar y aprobar el correspondiente proyecto constructivo en el que se confirmarán los predimensionamientos y las condiciones de ejecución óptimas, además de tomar todas las precauciones para no afectar a los acuíferos subterráneos del Llobregat.