apm-terminals-barcelona

El puerto ofrece numerosas líneas regulares de contenedores que conectan con los principales mercados emisores de fruta y productos frescos.

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha finalizado el año 2019 con un movimiento de 92.652 TEUs en productos refrigerados y un total de 1.094.235 toneladas, destacando el aumento del 46,5% en el tráfico de hortalizas y el porcentaje mayoritario de contenedores en tránsito.

Esto lo sitúa como uno de los nodos europeos y mediterráneos para el tráfico de productos a temperatura controlada y el primero puerto regional para el sector hortofrutícola. Actualmente, dispone de 3.500 conexiones permanentes para contenedores refrigerados, lo que implica un aumento del 71% respecto a 2018.

Esto se debe a que las terminales Best, APM Terminals y Port Nou han ampliado el número de conexiones eléctricas para dar respuesta a la creciente demanda en los sectores hortofrutícola, cárnico y farmacéutico.

Asimismo, ofrece numerosas líneas regulares de contenedores que conectan con los principales mercados emisores de fruta y productos frescos, como África, el centro y sur de América y, especialmente, el golfo de México, con unos tiempos de tránsito altamente competitivos. Gracias a ello, se ha situado como uno de los principales puntos de exportación marítima hacia Oriente Medio y Extremo Oriente.

TMCD y ferrocarril

En cuanto a sus líneas de Transporte Marítimo de Corta Distancia para la carga rodada, que son muy regulares y fiables, le permiten conectar con diferentes puertos italianos y del norte de África. Los buques que operan estos servicios son de última generación e incorporan tecnología que los convierte en cero emisiones cuando están en puerto.

En el ámbito de la conectividad terrestre, dispone de una completa red de corredores intermodales y terminales interiores. Destacan el servicio ferroviario diario Canal Frío, conformado por convoyes de 28 vagones refrigerados, que enlaza diariamente Barcelona con la Terminal Marítima de Zaragoza, y el servicio ferroviario regular para camiones y semirremolques que une Perpiñán y Rungis, en el sur de París.