crucero-a-gnl-aidanova-en-el-puerto-de-barcelona

En 2019, ha visitado la instalación el AIDANova, el primer crucero del mundo propulsado por GNL.

La Autoridad Portuaria de Barcelona pretende cerrar el ejercicio 2019 con un tráfico de 3,2 millones de cruceristas y unas 830 escalas, unas cifras muy similares a las de 2018. De cara al futuro, pretende seguir potenciando esta industria con diversos proyectos en materia de sostenibilidad, tanto a nivel ambiental como social y económico.

Actualmente, se están realizando estudios para la electrificación de los muelles, de forma que todos los buques, incluidos los cruceros, puedan funcionar con energía limpia mientras están atracados en el puerto.

De momento, ya da servicio a los buques que utilizan Gas Natural Licuado. En 2019, ha visitado la instalación el crucero AIDANova, que es el primero del mundo de su clase propulsado por GNL, y a finales de octubre, llegará también el Costa Esmeralda.

Se calcula que en 2020, el 20% de las escalas de cruceros que recibirá el puerto serán de buques propulsados por esta energía, que reduce en un 85% las emisiones de NOx y suprime por completo las de partículas y SOx.

En su apuesta por la sostenibilidad, el puerto está desplazando todo el tráfico de cruceros al Muelle Adosado y la idea es tener electrificada lo antes posible la infraestructura. El objetivo es que los buques puedan permanecer conectados a la corriente en el puerto y proporcionar así energía limpia a los buques desde tierra.