Uno de los hechos destacados por Ricardo Barkala han sido las actuaciones llevadas a cabo en el espigón central del puerto.

Uno de los hechos destacados por Ricardo Barkala han sido las actuaciones llevadas a cabo en el espigón central del puerto.

El puerto de Bilbao, a través del clúster Uniport que integra a la comunidad portuaria, ha presentado este pasado miércoles en Madrid su oferta de servicios para el comercio exterior, en su objetivo de “acercar los muelles del puerto al centro de la península”.

Ante una representación de empresas importadoras /exportadoras, traders, transitarias, navieras, transportistas y organizaciones vinculadas al comercio internacional, el presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Barkala, ha definido a Bilbao como “un puerto multipropósito con capacidad para todo tipo de nuevos proyectos, bien comunicado, con vocación intermodal, donde los operadores privados ofrecen todo tipo de servicios y al tiempo muy especializados”.

Con una clara vocación import/export, Bilbao prácticamente no tiene tráfico de mercancías en tránsito, y un gran potencial logístico e industrial, el puerto está volcado en dar servicio a las empresas que trabajan en el comercio internacional.

Posicionado como puerto de referencia del Corredor Atlántico, actualmente el 29% de los tráficos lo son con el Reino Unido. Barkala estima que en el caso de que el Brexit sea una realidad , “el puerto de Bilbao está preparado para asumir estos tráficos”, lo que supondría un 10% adicional al 64% de los tráficos que se tienen actualmente con terceros países.

Uno de los principales activos del puerto de Bilbao, conectado con 850 puertos de todo el mundo, son sus conexiones ferroviarias. Actualmente, el 23% de los contenedores que llegan al puerto, lo hacen por ferrocarril. La entrada en servicio de la variante sur, prevista para 2023, como salida natural de las mercancías del puerto, permitirá desarrollar aún más esta conectividad multimodal.

Superficie para nuevos desarrollos

Otro de los hechos destacados por Ricardo Barkala han sido las actuaciones llevadas a cabo en el espigón central del puerto, con la finalización de la primera fase, y que suponen una obra estratégica para el puerto de Bilbao.

Las obras del espigón central han permitido ganar al mar 360.000 mde superficie y 1.218 metros de línea de atraque, con un calado de 21 metros. De este modo, el muelle contará con unos 600.000 m² una vez concluido.

La convocatoria de este pasado miércoles ha venido a dar continuidad a las reuniones que regularmente el puerto de Bilbao ha venido realizando en Madrid a lo largo de los 25 últimos años.