Las instalaciones del puerto de Bilbao han acogido una operativa de carga de anclas de succión ‘offshore’, acompañadas por piezas auxiliares, que han sido fabricadas por la empresa vasca Navacel.

La mercancía, de cuya consignación y estiba se ha ocupado Toro y Betolaza, ha sido trasladada desde la fábrica de Navacel en Erandio al Abra exterior en el barco costero Peak Bilbao con la cubierta abierta.

Días después, se ha procedido a su carga en los buques Happy Sky y Happy Ranger, del armador Big Lift. En un primer envío se han cargado nueve anclas y bastidores, aunque próximamente se realizará un segundo embarque.

Las anclas, de 53 toneladas de peso cada una y con 15 metros de altura, están destinadas al sector ‘oil & gas’. Su destino es Mozambique, donde está previsto que lleguen en un plazo aproximado de 30 días.