Zona espigon, puerto Bilbao

Las obras tendrán una duración de 39 meses.

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Bilbao ha adjudicado por 79,3 millones de euros las obras de construcción de la primera fase del nuevo muelle Espigón Central y la estabilización de la antigua cantera de Punta Lucero.

En total, la UTE formada por Trabajos y Obras (Sato), Construcciones Adolfo Sobrino, Exbasa Obras y Servicios, y Excavaciones Viuda de Sáinz se ha adjudicado el concurso por un 36,54% menos de los 125 millones de euros de licitación del proyecto.

Las obras, que tendrán una duración de 39 meses, serán sufragadas en un 80% por la Autoridad Portuaria, mientras que la Comisión Europea aportará el 20% restante en el marco del programa ‘Conectar Europa‘ (CEF).

En estos momentos, el recinto portuario tiene una ocupación de suelo portuario cercana al 80%, y dados los incrementos del tráfico previstos, si no se genera nuevo suelo, es probable que en 2020 llegue al límite de su capacidad.

Implantaciones mixtas y tráficos nuevos

La Autoridad Portuaria prevé que este espacio sea utilizado para implantaciones mixtas y tráficos nuevos, lo que a largo plazo producirá un incremento de 4,4 millones de toneladas anuales de mercancía y 565.000 contenedores.

En la primera fase se ganarán al mar 334.000 m² de superficie y 1.081 metros de línea de atraque, con un calado de 21 metros, aunque según lo previsto, el muelle tendrá 600.000 m² una vez concluido.

El hecho de acometer las dos obras de manera conjunta permite contar con un único contratista que podrá aprovechar el material que se saque de la antigua cantera para los rellenos del espigón.