La salida de Reino Unido de la Unión Europea provoca que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil necesiten nuevos espacios en el puerto de Bilbao para las nuevas tareas que tendrán que realizar en los tráficos que enlazan la capital vizcaína con el archipiélago británico.

Entre estas instalaciones se encuentran nuevas oficinas, oficina de intervención de armas y explosivos, zona de inadmitidos, inspección de equipajes o despacho de frontera exterior Shenguen.

Así pues, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha planteado la ampliación de la Estación Marítima mediante la incorporación de varios módulos prefabricados que se adaptan a las características del edificio existente en cuanto a altura del módulo, acabado de cerramiento y composición de ventanas, entre otros aspectos

Este nuevo edificio se compone de una entrada en torno a la que se sitúan las distintas dependencias, como la oficina de la guardia civil, el despacho de Frontera exterior Schengen de la Policía Nacional, las salas de inadmitidos y otras dependencias para el personal de los cuerpos de seguridad, así como dos accesos principales y uno secundario.

Así pues, el contrato para llevar a cabo el proyecto de ejecución de la obra de ampliación de las dependencias de los controles fiscales y de extranjería en la Estación Marítima, que cuenta con un plazo de ejecución de seis meses, tiene un presupuesto base de licitación de 681.042,43 euros y un valor estimado de 562.844,99 euros.