espigon-central-del-puerto-de-bilbao

El puerto de Bilbao prevé que el Espigón Central permita acoger nuevas implantaciones y tráficos.

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha dado luz verde a la propuesta de modificación sustancial de la delimitación de los espacios y usos portuarios, con el fin de incorporar y asignar nuevos usos a las nuevas superficies terrestres tanto en el Espigón Central del Abra Exterior como en Dársena de Udondo.

Por un lado, a la primera fase del Espigón Central de la Ampliación, que conlleva una generación de una nueva superficie terrestre de 267.948,92 m², se le asigna un uso portuario comercial a la franja de 100 metros circundante más próxima al cantil de los nuevos Muelles A5 y A6, y al resto del fondo y superficie trasera de los citados muelles se le asigna un uso mixto portuario comercial y portuario complementario, con prevalencia del uso comercial.

El puerto bilbaíno prevé que el Espigón Central permita, principalmente, acoger nuevas implantaciones y tráficos que refuercen su diversidad operativa.

Por su parte, se asigna un uso portuario complementario a la nueva superficie de cerca de 24.000 m² generada en la Dársena de Udondo, en Erandio. Un total de 16.000 m² ha sido otorgada ya en concesión a Navacel, con el fin de asegurar las condiciones que garanticen su desarrollo empresarial en el suministro de grandes bienes del sector de la energía.

Por otro lado, se modifican los usos portuarios de la zona trasera de arranque del Espigón Central, en la prolongación de los Muelles A2 y A3, que afecta a una superficie de unos 98.500 m², espacio que, de este modo, pasaría de tener un uso portuario comercial a un uso mixto portuario comercial y portuario complementario.