Terminal de Contenedores del puerto de Bilbao

La reclamación ha sido admitida ahora por el Supremo, ocho años después de su interposición en 2007.

El Tribunal Supremo ha sentenciado que el puerto de Bilbao deberá indemnizar con 479.219 euros a una empresa concesionaria de una terminal de contenedores de la ampliación exterior del puerto, por los desperfectos que sufrió la concesión.

La empresa Terminales Marítimas de Bilbao reclamó en 2007 la responsabilidad de la Autoridad Portuaria en los daños que sufrió la concesión por los «continuos socavones, grietas y desperfectos» en el muelle A-2 de la ampliación del Abra Exterior.

Esta reclamación fue rechazada por la Autoridad Portuaria en 2008, con el argumento de que los daños, que el propio puerto admite por valor de 479.219 euros, no los causó el funcionamiento de la Autoridad Portuaria, sino las filtraciones en las conducciones de agua de la central térmica de Iberdrola en Santurce, de la que serían responsables la eléctrica o las empresas que hicieron esa conducción (Iberdrola Ingeniería y Ferrovial).

La petición también fue rechazada por el mismo motivo por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en 2014. Sin embargo, el Supremo entiende que no se trata del incumplimiento de una obligación contractual de la Autoridad Portuaria, sino de que no cumplió con el deber de vigilancia y conservación del dominio público, lo que es un «deficiente funcionamiento del servicio público» que cabe dentro del supuesto de «responsabilidad extracontractual o patrimonial«, por lo que acepta el recurso de casación de la empresa demandante.