La Autoridad Portuaria de Bilbao ha firmado un protocolo de intenciones con Geoalcali para facilitar su estrategia de transporte y logística para la venta de muriato de potasa y sal de Mina Muga, cuya construcción avanza rápidamente.

El puerto, que ha confirmado que podrá cubrir un tráfico de 700.000 toneladas anuales de muriato de potasa y sal, pondrá en marcha las infraestructuras y servicios logísticos necesarios para satisfacer las necesidades del proyecto, localizado a 50 kilómetros de Pamplona y a 220 del recinto portuario.

La mina, que se desarrollará en dos fases, prevé tener operativa la primera en 2024, con una producción estimada de 500.000 toneladas anuales de muriato de potasa y 500.000 de sal.

Desde la Autoridad Portuaria se comprometen a que todas las instalaciones para la manipulación y envío de mercancía estén operativas para esta primera fase de producción. Se prevé que la segunda fase esté operativa dos o tres años más tarde, con una producción anual estimada de 1.000.000 toneladas de muriato de potasa y las mismas de sal.

Conviene apuntar que el puerto gestiona en la actualidad alrededor de 35,5 millones de toneladas de mercancía general y 4,7 millones de toneladas de graneles sólidos. Sus previsiones de inversión rondan los 60 millones de euros a corto plazo en diversas obras de ampliación de sus instalaciones.

En relación a su compromiso con el medioambiente, ha renovado por sexto año consecutivo su certificado EMAS y está elaborando su Plan Estratégico de Transición Energética con el fin de conseguir un escenario neutro en carbono para 2020.