La epidemia de coronavirus ha impactado muy fuerte en las instalaciones portuarias españolas, que tratan de mantener en la medida de lo posible su actividad para garantizar el aprovisionamiento de la industria y de los productos de consumo para la ciudadanía.

En el caso del puerto de Bilbao, mantiene su actividad y operativa logística, ofreciendo los servicios esenciales para mantener la exportación e importación de mercancías. Las terminales están operativas y la comunidad portuaria se esfuerza en asegurar un buen funcionamiento en el actual estado de alarma.

Tanto la Autoridad Portuaria como las empresas del puerto han tomado las medidas necesarias para garantizar la actividad y la salud de sus profesionales. Todas las líneas marítimas y escalas de buques se mantienen sin alteración, salvo los atraques de cruceros que se han suspendido hasta nueva orden.

De igual modo, los accesos permanecen abiertos para el personal autorizado, mientras que la policía portuaria y el centro de control de emergencias continúan operativos. Los intercambios de información asociados al paso de buques y mercancías se están realizando de manera telemática a través de la plataforma e-puertobilbao.

Además, si alguien necesitara presentar algún escrito o solicitud a la Autoridad Portuaria puede utilizar la sede electrónica, habiéndose suspendido hasta nueva orden los plazos para la tramitación de procedimientos. Las oficinas permanecerán cerradas para el personal ajeno al organismo portuario, pero se atenderá a clientes y proveedores a través de la centralita de lunes a viernes, de 09:00 a 13:00.