La temporada de cruceros del puerto de Bilbao va a ser inaugurada el día 31 de agosto por el ‘Hanseatic Inspiration‘ de Hapag Lloyd, de 138 metros de eslora y 22 metros de manga, que será consignado por Incargo.

Construido en Noruega en 2019, este crucero tiene un registro bruto de 15.500 toneladas, y cuenta con capacidad para más de 200 cruceristas y 160 tripulantes. Sin embargo, para cumplir con las medidas sanitarias establecidas por la compañía, el pasaje se ha reducido a 150 cruceristas y 120 tripulantes.

El barco, procedente del puerto de San Juan de Luz, atracará a las 6:00 horas en Olatua, la terminal de cruceros que el puerto tiene en Getxo, y permanecerá allí hasta las 20:00, cuando partirá hacia el puerto de Angra Do Heroismo, en las Azores.

Su primera escala en Bilbao estaba prevista para el 14 de octubre de 2020, pero se tuvo que posponer por las restricciones derivadas de la crisis sanitaria. Es, por tanto, el primer crucero que hace escala en el puerto tras el cese de la actividad crucerista por la pandemia.

El último crucero que atracó en las instalaciones antes de la irrupción del Covid-19 fue el AidaSol, con 2.216 turistas a bordo, el 1 de noviembre de 2019.

La Autoridad Portuaria ha puesto a punto la terminal de cruceros para garantizar la seguridad y la salud del pasaje, con itinerarios señalados en el suelo de la terminal y estancias sanitarias.

La estación marítima se convertirá en una burbuja, en la que tanto el personal como los cruceristas deberán cumplir en todo momento con las normas sanitarias establecidas: mascarillas, uso de gel hidroalcohólico, mantenimiento de la distancia social, etc.

Estas medidas complementan a las que están tomando las navieras, como exigir un test negativo antes de embarcar, limitar los aforos, crear grupos burbuja o evitar las aglomeraciones en las zonas comunes de los cruceros.