Tráfico ferroviario en el puerto de Bilbao

Tráfico ferroviario en el puerto de Bilbao

Entre enero y septiembre, el tráfico del puerto de Bilbao ha alcanzado los 22,7 millones de toneladas, un 1,4% más que en el mismo periodo del año pasado, que en términos absolutos supone un incremento de 310.170 toneladas.

Este dato confirma el cambio de tendencia iniciado el año pasado, después de cinco años con una caída media acumulada del 5%

La carga seca, que incluye el tráfico en contenedores, la mercancía general convencional y los graneles sólidos, y es la de mayor valor añadido, aumenta un 4%. Dentro de la misma, destaca el crecimiento de la mercancía general, tanto la que va en contenedor (+4%) como la no contenerizada (+15%). Los graneles sólidos, por su parte, crecen un 2%.

El único tráfico que desciende ligeramente (-1%) es el de los graneles líquidos, principalmente por la caída del consumo de gas natural.

Crecen las exportaciones

El crecimiento de los tráficos del puerto de Bilbao está vinculado al incremento de las exportaciones, que entre enero y septiembre aumentan un 5%, respecto al mismo periodo del año pasado. Las importaciones, por su parte, se mantienen similares a las del año pasado.

Las exportaciones que más crecen son las de cemento y clinker, gasoil, coque de petróleo, productos siderúrgicos y otros productos petrolíferos.

Por su parte, las importaciones en alza son las de crudo de petróleo, productos siderúrgicos, gasoil, aceites, productos metalúrgicos y productos alimenticios.

Por mercados, los países de Europa Atlántica siguen acaparando casi la mitad de los tráficos, pese a descender un 2%. Los incrementos vienen de la mano de Centroamérica y Caribe (+46%) y Asia Pacífico (+22%).