Durante la primera semana de confinamiento en España por el coronavirus, la entrada y salida de buques con mercancías para dar servicio y abastecimiento a industrias y ciudadanos no ha cesado en el puerto de Bilbao. La Autoridad Portuaria, que ha puesto en marcha las debidas medidas preventivas para todo el personal, garantiza así que los servicios al buque considerados esenciales sigan prestándose al ritmo habitual de actividad para no romper la cadena de suministro.

Tanto la Autoridad Portuaria como prácticos, remolcadores, amarradores, servicios de recogida de desechos generados por buques y de manipulación de mercancías siguen realizando su labor para mantener tanto la importación como la exportación de productos del País Vasco y de su zona de influencia.

Asimismo, los accesos al recinto portuario permanecen abiertos y siguen efectuándose los controles de entrada habitual, mientras que los servicios de policía portuaria y el centro de control de emergencias continúan operativos las 24 horas del día.

Los puertos son esenciales en la cadena de distribución, tal y como destacan desde la Autoridad Portuaria, ya que el 85% de las importaciones de España entran a través de estas instalaciones y el 55% de las exportaciones salen desde allí. En el caso del de Bilbao, genera el 1,3% del PIB del País Vasco y el 2,6% del de Vizcaya.