puerto de Bilbao

El recinto portuario ya roza el 83% de ocupación.

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha autorizado a Cespa Gestión de Residuos y Saisa Port a instalarse en el Muelle AZ-1 de la ampliación del puerto, que roza ya el 83% de ocupación. En concreto, ha aprobado una concesión para Cespa de 7.000 m², con destino a la construcción de una planta de tratamiento de residuos industriales.

En total, la empresa invertirá 1,4 millones de euros en su desarrollo y prevé iniciar la actividad a lo largo del ejercicio 2018, con una estimación de tráfico que ronda las 30.000 toneladas anuales.

Por su parte, Saisa ocupará una superficie de 3.400 m² para el almacenamiento y distribución de graneles sólidos, principalmente carbonato y bicarbonato sódico. El proyecto consiste en la construcción de un almacén de 2.800 m² de superficie, con una altura de 10,13 metros y capacidad para 16.000 toneladas.

También contará con un silo exterior para la carga de camiones cisterna y una báscula para el pesaje de camiones. La inversión total, incluyendo el equipamiento de la nave y las instalaciones secundarias, rondará los 1,3 millones de euros. Las obras, que facilitarán un movimiento cercano a las 32.000 toneladas, tienen un plazo de ejecución de siete meses.