contenedores puerto Bilbao

A pesar del buen resultado arrojado en el tráfico total de mercancías, los contenedores han experimentado un descenso del 0,5%.

 

 

La Autoridad Portuaria ha invertido 30,3 millones a lo largo de 2015 y en 2016 se prevé que la cifra de inversión ascienda a 63,8 millones. Entre las inversiones ya realizadas, destaca la conexión ferroviaria y vías de servicio para la termina logístico-ferroviaria de Pancorbo, que asciende a 13,8 millones de euros y que ha contado con subvención de la Unión Europea.

Por otro lado, hay actualmente en curso o licitación otras obras estratégicas como la prolongación del dique de punta Sollana, en curso, de 41,2 millones también con subvención de la UE.

En cuanto a los proyectos de la empresa privada en el puerto de Bilbao, se han inaugurado en 2015 el tercer tanque de Bahía de Bizkaia Gas (BBG) y el proyecto de carga de GNL en buques metaneros, además de otros “cuatro o cinco” del ámbito logístico-industrial que aportarán nuevos tráficos y que supondrán, de consolidarse definitivamente, una inversión que rondará los 150 millones de euros

Entre estos, están en tramitación/ejecución los de una planta química de ASK Chemicals, nuevos almacenes para transportes especiales y productos siderúrgicos de la mano de Progeco Bilbao, o el centro logístico de gestión y transporte de mercancías por ferrocarril y carretera en Tudela, vinculado al puerto de Bilbao.

Recuperación de los tráficos

Por otro lado la Autoridad Portuaria de Bilbao se ha consolidad en 2015 como uno de los cinco grandes puertos españoles, al tiempo que prosigue la recuperación de los tráficos de mercancías perdidos por efectos de la crisis que llegaron a bajar el 25% entre 2008 y 2012.

En cambio, en el último trienio el volumen de mercancías que han pasado por el puerto vasco ha aumentado en conjunto un 12,1%. Para este año 2016, el presidente portuario ha indicado que «se espera un crecimiento del tráfico de mercancías del 3%«.

Los 32,4 millones de toneladas movidos el pasado año, un 5,1% más que en 2014, representa el 84,3% del máximo que se alcanzó en 2007, antes de la crisis, y que equivalen a una cifra de negocio de 65,2 millones de euros, un 4,3% más.