El puerto de Bilbao quiere aprovechar su privilegiada posición en los tráficos hacia el Reino Unido de cara al inminente ‘Brexit’ para consolidarse como hub alimentario importador y exportador de productos hortofrutícolas en el norte de la península ibérica.

A este respecto, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha reforzado los servicios y agilizado las operativas para atender la nueva demanda generada por el ‘Brexit’.

Así mismo, el enclave vizcaíno busca explorar nuevas vías para dar a conocer su oferta y sus ventajas competitivas en este mercado, especialemnte para incrementar los flujos de entrada de mercancía desde Suráfrica, Suramérica y Centroamérica, así como la reexpedición de frutas y hortalizas hacia Europa y el resto de la península.

En 2019, el enclave bibaíno superó las 167.000 toneladas de frutas y hortalizas, un 7% más que en un año antes. En este segmento, los principales tráficos son las hortalizas, especialmente cebollas, ajos y puerros, los cítricos, las patatas y las lechugas.

De igual manera, en lo que va de 2020 el tráfico de contenedores refrigerados del puerto vasco ha crecido un 268% con respecto al mismo período de 2019.

Por otra parte, el enclave portuario vizcaíno ha movido con el Reino Unido cerca de 3,4 millones de toneladas de mercancías en 2019.