La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, dentro de su Plan Estratégico ha considerado la potenciación del tráfico lo-lo en la dársena comercial de Cádiz gracias a la nueva terminal de contenedores.

Durante las obras de su construcción ya se ejecutó un carril sobre la viga cantil de manera completa, incluso soldadura de carril y protección mediante MBC.

De igual modo, también se ejecutó otro carril sobre una viga trasera también apoyada en el cajón que forma el muelle, pero, sin embargo, ahora, debido a las necesidades de explotación, es necesario colocar una vía a 50 pies con carril A-100.

En consecuencia, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz se plantea una actuación consistente en ampliar las cajas existentes de la rodadura actual en la viga cantil por el lado tierra lo suficiente para colocar esta nueva rodadura.

Para ello se cortará el hormigón y se procederá a su demolición, ejecutando en los huecos conseguidos los nuevos sistemas de carril.

Los responsables del puerto gaditano estiman que las grúas tipo ‘feeder’ sobre carriles suelen estar adaptadas a carriles tipo A-100, por ello, es necesario montar una rodadura paralela a la actualmente dispuesta con carriles de este tipo, toda vez que las cargas que transmiten este tipo de grúas también son muy inferiores a las que transmiten las grúas super post panamax para las cuales está calculado el actual sistema de rodadura.

Los trabajos, con cuatro meses de duración, tienen un presupuesto base de licitación de 1.127.408,49 euros y un valor estimado de 931.742,55 euros.