Crucero Albatros en el puerto de Cartagena

Crucero Albatros en el puerto de Cartagena.

La temporada de cruceros en el puerto de Cartagena se ha cerrado este viernes 12 de diciembre, con la escala del Albatros, que ha llevado a los muelles murcianos a los 900 últimos cruceristas del año.

Con la escala del Albatros, perteneciente a la naviera alemana Phonenix Reisen, el puerto ha recibido este ejercicio un total de 109 escalas de cruceros, que han propiciado la llegada de 137.000 turistas de distintas nacionalidades.

El buque ha llegado al puerto a las 14.00 horas, procedente del Cádiz, y a las 20.00 horas ha puesto rumbo a Montecarlo.

La temporada de cruceros que se cierra este viernes ha sido calificada como «exitosa» desde el Puerto de Cartagena, instalación que se ha consolidado en los últimos años como un puerto de escala para las navieras que organizan cruceros por el Mediterráneo, situándose por encima de las 100 escalas y los 100.000 pasajeros al año.

Impulso del puerto

Los esfuerzos de la Autoridad Portuaria de Cartagena por crecer dentro de este sector tan competitivo, que por otra parte tiene un gran valor añadido para la ciudad, se concretan en infraestructuras como la Terminal de Cruceros, que ha ido creciendo desde su construcción, con ampliaciones que han atendido a las necesidades cada vez más grandes.

En este sentido, el proyecto más reciente, ahora en ejecución, consiste en mejorar los accesos a la terminal, para que los autobuses lo tengan más fácil a la hora de entrar y salir de la explanada dando servicio a los pasajeros, con una inversión de 650.000 euros.

Tradicionalmente, durante el invierno en el Mediterráneo hay pocos itinerarios de cruceros. Es habitual que los barcos que hacen rutas por el Mediterráneo en invierno se marchen al Caribe, ya que allí encuentran buen tiempo para continuar con su negocio.

En este contexto y para promocionar la zona como destino también en invierno, el puerto de Cartagena y Seatrade han organizado el ‘Winter Cruising Forum’, que tendrá lugar los próximos 21 y 22 de enero, y que esperan sea un revulsivo que abra las puertas a este tipo de turismo.