puerto cartagena darsena escombreras

Dársena de las Escombreras, en el puerto de Cartagena.

El Consejo de Puertos del Estado, en su reunión de 30 de junio de 2014, ha aprobado la construcción de los accesos ferroviarios a Escombreras en el puerto de Cartagena, cuyo coste previsto de 30 millones será asumido por el puerto, consignada en una partida en los presupuestos de 2014-2015.

Este proyecto tiene un periodo de ejecución de diez meses y deberá estar finalizado antes de diciembre de 2016, lo que permitirá mejorar la seguridad y el potencial del cuarto puerto del país, que tiene en los tráficos de animales vivos y en las escalas de cruceros su mayor demanda.

Las obras de los accesos ferroviarios a Escombreras incluirán la construcción de puntos de carga en los muelles de las distintas empresas que operan en el Valle de Escombreras, que conectarán con la red ferroviaria.

El hecho de contar con accesos ferroviarios directos a los muelles permite embarcar mercancías por la línea existente en dirección a Madrid, además de a otras salidas. Además, cuando llegue el Corredor Mediterráneo, «se incorporará esa línea y seguirá otra ruta muy apetecible, que es la conexión con Europa», han adelantado desde Puertos.

Prioridad en Cartagena

Durante la toma de posesión de su cargo este lunes 30 de junio, el nuevo presidente del puerto de Cartagena, Antonio Sevilla, ha señalado que estas obras constituyen una prioridad de su mandato, al igual que lo es la terminal de contenedores de El Gorguel, abundar en el tráfico de pasajeros y en el Corredor Mediterráneo.

En el mismo acto, el presidente de Puertos del Estado, Jose LLorca, ha señalado que la organización logística del transporte de mercancías «es fundamental para la competitividad de la economía del país», y si el país no tiene una estructura logística bien organizada en la que el ferrocarril sea un elemento fundamental, «su industria no va a poder acceder a los mercados exteriores».

Además,  también ha defendido que los tráficos peligrosos, como los asociados a la industria química y petrolera, es «mucho mejor que puedan entrar y salir por ferrocarril», con respecto a la seguridad del transporte.

«Un puerto con ferrocarril es capaz de tener tráfico de contenedores, lo que permite diversificar los tráficos y aumentar la inversión privada que se desarrolla en el mismo», ha sentenciado Llorca.

Por otro lado, también ha dejado claro que la integración de los puertos en el sistema general de transporte a través de la intermodalidad es esencial, por lo que los accesos viarios y ferroviarios a los puertos deben estar perfectamente construidos y con capacidad suficiente para atender sus tráficos.

Cuentas de 2013 del puerto

Antonio Sevilla ha presidido su primer Consejo de Administración dos horas después de tomar posesión del cargo, donde ha aprobado las cuentas de 2013 del puerto, que cerró el ejercicio con una cifra de negocio de 41,4 millones de euros, un 8,12% menos que en 2012. Además, también disminuyó el tráfico de mercancías un 2,96%, según informaciones de laverdad.es.

En la misma línea, también experimentaron caídas la facturación media por tonelada movida, siendo esta de 1,40 euros, lo que supone un 5,5% menos que en 2012, y la inversión en inmovilizado, un 20,3% menos, quedándose en 10,98 millones

Sin embargo, los ingresos financieros crecieron un 17,2% hasta alcanzar los 4,2 millones de euros, debido a los intereses de los fondos atesorados, que rondan los 100 millones de euros, para abordar proyectos futuros como la dársena de El Gorguel.