puerto cartagena darsena escombreras

Pedro Vindel, presidente de la autoridad portuaria, ha explicado que esa operación responde a un «cambio de estrategia» en el sistema de construcción de accesos ferroviarios a los puertos del Ministerio de Fomento.

El proyecto previsto por la autoridad portuaria cuando se inició la renovación de la dársena, preveía que Fomento se hiciera cargo de la construcción de la infraestructura ferroviaria en los terrenos que no eran propiedad del puerto.

Sin embargo, en marzo de 2012, la Dirección General de Ferrocarril se encontró con que carecía de recursos para llevar a cabo el proyecto, por lo que será el propio puerto el que se encargará de financiarlo.

En estas circunstancias, en el último Consejo de Administración de la autoridad portuaria se ha aprobado la compra de los 14.000 m² de terrenos, pertenecientes a la petrolera Repsol, por los que discurrirán las vías. De esta forma se evita la apertura de un proceso de expropiación, mucho más largo en el tiempo, por los que se pagarán unos 916.000 euros.

Además, la APC ha llevado ya a cabo una primera fase del proyecto para preparar la plataforma de la dársena, una obra que ya está ejecutada y ha supuesto una inversión de unos 7 millones de euros, según lo comentado por Pedro Vindel.

Está prevista la ejecución de la segunda fase del proyecto, que consiste en preparar el resto de la plataforma y construir toda la superestructura del ferrocarril, lo que supondrá entre 15 y 16 millones de euros.

De esta segunda fase, ha indicado el presidente, es de la que debería haberse hecho cargo la Dirección General de Ferrocarril, además de una remodelación de la estación de Escombreras, que tenía previstos unos costes de unos 8 millones de euros y que no se llevará a cabo.

En cualquier caso, ha indicado, la APC puede hacer frente a esa inversión gracias a que en 2012 obtuvo unos beneficios «récord» en su historia, de 29 millones de euros frente a los 19,3 de 2011, gracias al aumento en su ingresos por facturación, con 43,2 millones de euros, frente a los 35,2 del año anterior y la reducción de gastos en todas las partidas.

En su opinión, sería «inconcebible» que no se dotase de ferrocarril a la dársena de Escombreras, en la que la APC ha invertido desde 2000 unos 180 millones de euros a los que hay que sumar las inversiones privadas.