El puerto de Cartagena se ha consolidado durante el pasado año y los seis primeros meses de 2012 como la principal entrada de petróleo del sistema portuario español y el principal referente para graneles líquidos de todo el Mediterráneo. Así se desprende de la memoria anual del pasado ejercicio que justifica este aumento en tiempos de crisis gracias a la puesta en marcha de la nueva planta de la refinería de Repsol en Escombreras.

En concreto, durante el pasado año se movieron más de 22 millones de toneladas de mercancías desde Cartagena, con un incremento del 18,22% con respecto a2010, y en el presente ejercicio ha alcanzado la cifra de 10 millones de toneladas durante los primeros cuatro meses, por lo que se espera que a final del año la cifra total del tráfico alcance los 30 millones de toneladas, una cifra récord en la historia del puerto.

Además, Cartagena lidera en 2012 el tráfico de petróleo en España pasando del cuarto puesto que registró en 2011, con 17,8 millones de toneladas frente a los 23 millones de Algeciras o los 21 millones que alcanzó el puerto de Huelva, a ocupar el primer puesto con más de 8 millones de toneladas en los primeros cuatro meses del año frente a las 7,1 millones de Algeciras, que ocupa el segundo lugar.

Principal entrada de petróleo en España

Según el puerto, «a este aumento del tráfico de petróleo se le debe añadir el de los tráficos industriales de graneles líquidos y sólidos, con los que el puerto cartagenero se sitúa como líder en este tipo de mercancías«. El puerto de Cartagena se coloca así como la principal entrada de crudo de petróleo en España pese al descenso del consumo interno y permite mejorar la balanza de pagos con el extranjero ya que se pasa de importar combustible refinado a importar crudo de petróleo, bastante más barato, para su posterior refinado en la nueva planta.

Desde el puerto se destaca que si Cartagena ha alcanzado esta posición «también ha sido gracias a una labor de fidelización del cliente con un plan de ventajas comerciales que se mantiene durante 2012 y al que se le prevé añadir en 2013 un descuento del 2% de la tasa de mercancía de los buques, lo que convierte al puerto en el más competitivo del sureste español y permite a los exportadores españoles competir en el mercado extranjero en mejores condiciones«.

Por último, se estima que el tráfico general de mercancías crecerá este año un 50% con respecto a 2011, principalmente gracias al aumento de los graneles líquidos y sólidos y al mantenimiento del tráfico de la mercancía general y de los contenedores. Todas estas cifras han permitido que el puerto de Cartagena se haya situado ya como el quinto de toda España en cuanto a volumen de mercancías totales.