La Autoridad Portuaria de Cartagena está completando la conexión de las industrias establecidas en la ampliación de Escombreras y la zona de El Fangal.

Con estos trabajos se quiere dar continuidad al rack de tuberías existente, lo que, según los responsables del enclave, va a permitir mejorar las instalaciones para la carga y descarga de graneles líquidos, un tráfico que supone casi un 80% del movimiento de mercancías del enclave cartagenero.

El proyecto contempla el aprovechamiento del antiguo trazado de las vías del tren que daban acceso al muelle Príncipe Felipe para dar continuidad a las infraestructuras ya existentes, incluyendo los pasos superiores del trazado.

El rack tiene una anchura de 4,70 metros, más una acera de dos metros de ancho y un vial de servicio de 5,30 metros. También contará con dos pasos elevados que servirán para dar acceso a las naves colindantes, así como dará continuidad al vial de servicio. Se dotará todo el trazado de una red de alumbrado sobre la acera con luminarias tipo LED.

Así mismo, la Autoridad Portuaria estima que con esta actuación se facilita la implantación de empresas en zonas más alejadas a la dársena de Escombreras, además de incrementar la competitividad de las empresas que se encuentran situadas en el hinterland del puerto.

El proyecto está incluido en el Plan de Acción Inmediata para la Reactivación Económica del enclave dotado con 200 millones de euros.