mia-desgagnes_buque_tanque

El Mia Desgagnés es un quimiquero de combustible dual, gas natural y fuel, que puede ser alimentado por cualquiera de los tres tipos de combustible.

Desde el pasado año, Cartagena se ha ido posicionando como puerto de referencia para la carga de gas natural licuado, GNL, a buques.

El pasado se realizó el primer suministro en Europa de gas natural licuado como combustible directamente desde una planta de regasificación al buque Damia Desgagnés, que recibía 370 m³ en una operación denominada bunkering pipe-to-ship.

En marzo de 2018, el Mia Desgagnés acaba de recibir 10 cargas de GNL de camión a buque, lo que supone 425 m³ de gas, en una de las operaciones de bunkering más importantes realizadas en la Península, donde, además de Enagás, como gestor de la infraestructura, han participado Repsol como suministrador y Molgas Energía.

El Mia Desgagnés es un buque tanque de nueva generación que utiliza tecnología punta y que se fabrica a medida según un concepto original desarrollado por la naviera Desgagnés.

Este petrolero, construido en el astillero turco de Besiktas a finales de 2017, es un quimiquero petrolero de combustible dual, gas natural licuado y fuel, que puede ser alimentado por cualquiera de los tres tipos de combustible: fuel, diésel marino o gas natural licuado.

Además, cuenta con su propio equipo individual para el bunkering de gas natural licuado, lo que permite que lo reciba utilizando hasta cuatro camiones cisterna simultáneamente. Esta característica única le permite alimentarse eficientemente en cualquier puerto donde existan camiones de entrega de GNL criogénicos.