Puertos del Estado ofrece un cálculo de rentabilidad para todos los puertos españoles en los que se calcula con el cociente entre el resultado del ejercicio después de impuestos y los activos fijos. El puerto de Cartagena lleva siete años consecutivos encabezando este ranking.

Con un beneficio de 19,3 millones de euros, ha vuelto a situarse en el año 2019 como el más rentable de España. La cifra de negocio ha ascendido a 45,72 millones de euros, mientras los ingresos totales han supuesto casi 50 millones.

Por volumen, las tasas portuarias son las más importantes, pues las de utilización suman 32,16 millones, las de ocupación 5,22 millones, y de actividad 5,82 millones. En el capítulo de tasas de utilización, han aumentado las que corresponden a la tasa del buque, del pasaje y de la pesca fresca.

Respecto a otros ingresos de negocio, como tarifas, importes adicionales a las tasas, servicios comerciales o la tarifa por recepción de desechos generados por los buques, han sido de 2,097 millones de euros. Así, la Autoridad Portuaria de Cartagena presentaba al finalizar 2019 una equilibrada situación financiera, con un capital circulante positivo.

La rentabilidad anual a efectos de la aplicación de coeficientes correctores a las tasas del buque, del pasaje y de la mercancía, ha ascendido al 8,02%, la más alta del sistema portuario. Esto resulta fundamental, ya que de esta rentabilidad dependen las inversiones futuras en materia de sostenibilidad e innovación.

Con la crisis sanitaria, su intención es convertirse en palanca para la reactivación económica con nuevas infraestructuras, mantenimiento y ampliación de las existentes, e innovación en productos y servicios. De hecho, se han comprometido inversiones por un valor de 200 millones, en el marco del Plan de Acción Inmediata para la Recuperación Económica frente al Covid-19.