La terminal de graneles Portsur del puerto de Castellón ha acogido esta semana la descarga de arcilla por parte de cuatro buques diferentes, con un total de 177.000 toneladas que tenían como destino la industria cerámica.

En total, desde enero se han descargado en el puerto 5.116.948 toneladas de materias primas relacionadas con el sector, de las cuales 1.424.532 corresponden a arcillas, que han llegado cargadas en 144 buques.

De hecho, la instalación portuaria ha acogido los dos desembarques de arcilla más importantes de su historia este año. El primero fue en enero, con 79.597 toneladas, y el segundo en octubre, con 79.000 toneladas.

Estos datos reflejan que el puerto, que es el tercero del país en tráfico de graneles sólidos, está preparado para el atraque de buques de grandes dimensiones. Los principales países con los que mantiene relaciones comerciales en la actualidad para estos tráficos son, por este orden, Ucrania, Portugal y Reino Unido.