El tráfico de mercancías en el puerto de Castellón ha aumentado un 3,7% en el mes de enero, con 1.721.840 toneladas, impulsado por los graneles sólidos y líquidos.

En concreto, el tráfico de graneles líquidos ha repuntado un 7,9% hasta las 909.039 toneladas, y el de graneles sólidos un 15,3% hasta las 676.485 toneladas, lo que supone el mejor mes de enero en la historia del recinto portuario.

De hecho, el puerto ya cerró el año 2020 como el segundo del sistema portuario español en tráfico de graneles sólidos. La mercancía general es la única que ha terminado en negativo, con una caída del 41,2% hasta las 134.242 toneladas.

Los datos constatan también una diversificación de los tráficos, pues el 52,9% de las mercancías movidas son graneles líquidos, seguidas de los graneles sólidos, que suponen un 39,3%, y la mercancía general, con un 7,8%.

Las mercancías más importantes que han pasado por los muelles son, por este orden, el petróleo, que ha repuntado un 59%, el feldespato, que ha crecido un 27,2%, y las arcillas, con un ascenso del 34,8%. Además, sus principales socios comerciales son, en la actualidad, Turquía, Ucrania, Libia, Rusia y Canadá.