El puerto de Castellón ha iniciado en 2019 un ambicioso plan de mantenimiento para la evaluación de sus instalaciones.

Entre estas actuaciones se encuentra la inspección del muelle transversal exterior, proyectado en 1987 como ampliación del muelle transversal de 1955 y que se amplió posteriormente en 1998.

En la inspección visual tanto de la estructura emergida como de la sumergida de esta instalación portuaria se ha constatado visualmente los daños presentes en la estructura, por lo que la Autoridad Portuaria de Castellón ha decido cerrar parcialmente la parte del muelle afectada, impidiendo la operativa portuaria en esta zona.

Para solucionar los daños en el muelle se ha optado por una solución de reconstrucción mediante un muelle claraboya, formado por una subestructura a base de pilotes en el interior de los macizos y en la zona intermedia, sobre los que se dispone un encepado sobre el que apoyará la superestructura de losa para garantizar una mayor durabilidad.

Así pues, ahora la Autoridad Portuaria de Castellón ha licitado la redacción del proyecto de construcción del acondicionamiento del muelle transversal exterior, que comprenderá la justificación, definición y valoración de las obras necesarias para el acondicionamiento del muelle transversal exterior en el puerto de Castellón que permitan ponerlo de nuevo en funcionamiento.

En concreto, el proyecto constructivo deberá definir y justificar la solución propuesta de superestructura.

De igual modo, también se redactarán los documentos que permitan la justificación, definición, cálculo y valoración de todos los aspectos constructivos del acondicionamiento del muelle, incluyendo los trabajos de carácter medioambiental necesarios para someter la actuación al trámite de Evaluación Ambiental, en caso de ser necesario.

Estos trabajos, con un plazo de ejecución de tres meses, cuentan con un presupuesto base de licitación de 181.427,40 euros y con un valor estimado de 149.940 euros.