El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Castellón ha ratificado el plan de empresa para 2021, que prevé unos ingresos de 29,9 millones de euros, lo que supone un 8,7% más que la previsión de cierre de 2020, y unos gastos de 23 millones de euros, un 1% superiores a la previsión de 2020.

Destaca el ahorro en los costes financieros, que supondrá un millón de euros menos que lo presupuestado en 2020, fruto de la reestructuración de la deuda acometida este año. Esto, sumado al mayor crecimiento de ingresos que de gastos arroja un resultado del ejercicio de 5,9 millones frente a los 3,2 millones previstos para este último.

Todo ello a pesar de acometer una notable rebaja de tasas, como otras doce Autoridades Portuarias. En el caso de la tasa del buque, se reducirá un 5%, mientras la tasa del pasaje bajará un 10% y la tasa de la mercancía un 9%, siendo uno de los cuatro puertos españoles que ha previsto una bajada de las tres.

Respecto a las inversiones previstas, ascenderán a 18,4 millones siendo las más destacables los 4,1 millones en el nuevo muelle de graneles líquidos, 2,2 millones en la conexión ferroviaria interna, un millón en la red contraincendios, 2,3 millones en la red ferroviaria de la dársena sur, su conexión y el proyecto de la estación intermodal, y 4,2 millones en la mejora del muelle transversal exterior tras las deficiencias detectadas.

Asimismo, se destinarán 870.000 euros a seguridad, 500.000 euros a sostenibilidad ambiental, 200.000 euros al plan de accesibilidad, y 130.000 euros a I+D+i y un amplio conjunto de obras menores para mejorar las infraestructuras.

La rebaja de tasas y las inversiones productivas mejorarán la competitividad del puerto, favoreciendo su crecimiento futuro y el de las empresas que operan en el puerto, que verán rebajados sus costes logísticos.