Vista aérea del puerto de Castellón.

El puerto de Castellón tiene obras pendientes en la dársena norte, la dársena sur y el dique de poniente.

Durante lo que llevamos de año, el tráfico de graneles sólidos del puerto de Castellón ha crecido un 25% anual. Así mismo, el movimiento de mercancía general de la dársena castellonense también presenta un incremento del 11,2% en idéntico período.

Para afrontar nuevos aumentos en estos tráficos, relacionados con la industria cerámica tan potente que existe en esta provincia, la Autoridad Portuaria de Castellón realiza inversiones que sirvan para adaptar sus instalaciones a las crecientes necesidades del tráfico portuario.

En este sentido, la autoridad portuaria castellonense ha adjudicado a la empresa constructora castellonense Becsa la ejecución de solera para el almacenamiento de mercancía general en la dársena norte. Estos trabajos han supuesto una inversión de 250.941,57 euros y tendrán una duración de dos meses.

Así mismo, el puerto de Castellón ha sacado a licitación dos contratos para edificar, en el plazo de dos meses y medio, sendos boxes para el almacenamiento de graneles sólidos en la dársena sur, por un importe total 624.510,19 euros. El plazo para presentar ofertas termina a las dos de la tarde del próximo 30 de octubre.

Por último, la autoridad portuaria castellonense también tiene previsto acometer obras de refuerzo de la estructura de soporte del pantalán del dique de poniente. La obra tendrá una duración de cuatro meses y un presupuesto de 205.388,96 euros.

Como en el caso de los boxes de almacenamiento para graneles sólidos, el plazo para presentar ofertas también acaba el 30 de octubre.