La Autoridad Portuaria de Castellón ha renovado la certificación medioambiental Pers de la Espo, que reconoce el compromiso medioambiental del recinto castellonense en el crecimiento sostenible y en el cumplimiento de los estándares ambientales necesarios como puerto respetuoso con el medio ambiente.

La acreditación, que obliga a medir sistemáticamente la calidad del agua, aire, ruido, así como el impacto sobre el territorio, refleja que la sostenibilidad es un pilar básico de la estrategia de la Autoridad Portuaria de Castellón y que se refleja en su nuevo Plan Estratégico.

El documento certifica el impulso que pretenden dar los responsables del enclave hacia la transición azul y el crecimiento sostenible apoyado en la transformación digital, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la agenda 2030.

Así pues, el puerto castellonense sigue adelante para intentar conjugar las operativas y el desarrollo económico del puerto y su entorno con el bienestar de los vecinos.

Para lograr esos objetivos, la Autoridad Portuaria promueve acciones apoyadas en inversiones específicas destinadas a aspectos como la eficiencia energética, la instalación de barreras anticontaminación en sus dársenas, la colocación de medidores de partículas o la instalación de lavaruedas en los viales de salida de los muelles.